Tel No. (+57) 300 865 8044 - (+57) 300 205 9575

El Vallenato en el Magdalena

Gabriel García Márquez
Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez, Nobel de literatura

"En Aracataca, donde tenía la pasión de que me contaran cuentos, vi muy niño el primer acordeonero […] El hombre empezó a contar una historia y para mí fue una revelación cómo se podían contar historias cantadas, cómo se podía saber de otros mundos y de otra gente a través de una canción. Después descubrí la literatura y me di cuenta de que el procedimiento es el mismo".

Jaime Duque
Jaime Duque

Jaime Duque

la música vallenata tradicional "es producto del espontáneo goce de existir en fraterna comunidad,en donde prevalecen los valores primordiales para la convivencia pacífica"

Rafael Escalona
Rafael Escalona

De boca en boca

Por: JUAN GOSSAÍN

Una tarde de verano, cogiendo el fresco, estábamos sentados en la plaza de Valledupar, bajo el legendario palo de mango, cuando le pregunté al maestro Rafael Escalona cómo fue que nacieron los cantos vallenatos. Se me quedó mirando, con la cabeza ladeada, como siempre hacía. Se puso pensativo. De repente soltó una sonrisa. Y me dijo esta maravilla: “El vallenato nació como el bostezo, de boca en boca”.

Así fue, ni más ni menos: en los labios de la gente, de pueblo en pueblo, caminando por las trochas, echando cuentos en los caseríos, cantando en las cantinas, llevando noticias de amoríos nuevos y de ancianos que morían, narrando historias. El vallenato fue el primer celular de que se tuvo noticia

Escalona, como siempre, tenía la razón. Los versos de juglares y trovadores del pueblo son como el bostezo: andan de boca en boca…

Musica Vallenata Tradicional

La música vallenata tradicional es un género musical cantado, nacido de la conjugación de tres expresiones culturales diversas: los cantos de vaquería y los cantos responsoriales de los campesinos y esclavos negros durante el período colonial, las músicas de gaitas y maracas, las expresiones dancísticas de los indígenas nativos de la costa Caribe colombiana, y el aporte del lenguaje textual y los instrumentos musicales europeos, entre los que se destaca el acordeón diatónico. Este último instrumento es el líder de la identidad musical vallenata, y es acompañado rítmicamente por la guacharaca, de origen indígena, y por la caja, un tambor de origen africano, para dar paso a la creación de cuatro aires rítmicos: el paseo, el merengue, la puya y el son. En sus inicios -a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX-el Vallenato fue esparcimiento para vaqueros y jornaleros del campo. Con el tiempo, estos cantos se convirtieron en el medio de comunicación fundamental para divulgar noticias, anécdotas

En sus inicios -a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX-el Vallenato fue esparcimiento para vaqueros y jornaleros del campo. Con el tiempo, estos cantos se convirtieron en el medio de comunicación fundamental para divulgar noticias, anécdotas y acontecimientos que ocurrían en lugares lejanos y que eran transmitidos de boca en boca y cantados de pueblo en pueblo, permitiendo a las comunidades, el conocimiento y reconocimiento de sus lugares, sus personajes y sus valores. Desde entonces el Vallenato contó lo que la historia oficial no hacía o comentaba apenas tangencialmente. Adquiere, además de su labor comunicadora, una labor crítica con la historia y el acontecer cotidiano.

Con el paso del tiempo, el Vallenato penetró los altos estratos de la sociedad, que inicialmente lo menospreciaba, y se consolidó como un elemento integrador. La singularidad de la música vallenata tradicional está dada, principalmente, por su contenido literario de estilo narrativo, por medio del cual se expresan las vivencias cotidianas, los registros históricos y los sentimientos de un pueblo. Esto hace posible disfrutar de relatos llenos de realismo e imaginación, los cuales provocaron que el escritor Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura en 1982, expresara que “esta música y mis novelas son tejidas con la misma hebra” (revista Semana 26/04/1992). Su admiración por la capacidad de síntesis de los compositores vallenatos lo llevó también a expresarse así sobre Rafael Calixto Escalona Martínez, el más grande de los narradores-trovadores de la historia de nuestro canto popular: “ese pendejo recoge en cuatro versos lo que yo cuento en un libro”. Nuestro Premio Nobel le cuenta también a su biógrafo:

“En Aracataca, donde tenía la pasión de que me contaran cuentos, vi muy niño el primer acordeonero […]. El hombre empezó a contar una historia y para mí fue una revelación cómo se podían contar historias cantadas, cómo se podía saber de otros mundos y de otra gente a través de una canción. Después descubrí la literatura y me di cuenta de que el procedimiento era el mismo.” Según el escritor Jaime Mejía Duque, la música vallenata tradicional “es producto del espontáneo goce de existir en fraterna comunidad”, (Duque, 2001) en donde prevalecen los valores primordiales para la convivencia pacífica.

Evento Apoyado por el Ministerio de Cultura – Programa Nacional de Concertación Cultural
Evento Apoyado por el Ministerio de Cultura – Programa Nacional de Concertación Cultural
Banco de la Republica
Banco de la Republica
Banco de la Republica